Unas de las diferentes técnicas del Diplomado que estudiamos…

Mi nombre es Laura Espinoza, soy alumna en la Escuela de Masaje Sueco, Plantel Mérida.

Quiero platicarte sobre unas de las diferentes técnicas del Diplomado que estudiamos en la Escuela de Masaje Sueco.

El masaje clásico sueco

Tiene sus orígenes en el siglo XIX por el sueco Per Henrik Ling  quien desarrolló un tipo especial de tratamiento corporal, que hoy por hoy es parte importante de los métodos curativos médicos.
Este tipo de masaje, estimula la circulación, aumenta la elasticidad de los músculos  y crea un equilibrio total entre la arquitectura ósea y la función del sistema muscular y de los tendones. Todo esto ayuda a desintoxicar el organismo, dando así bienestar al cuerpo y relajando este. 
 
El primer día que aprendí los 4 primeros pasos de un masaje sueco de espalda, pensé, que cansancio, !Esto no es para mí¡ mis manos temblaban, y sudaba a mares, pero hoy, a pesar del corto tiempo que tengo la práctica que he tomado me hacen dar varios masajes al día sin mayor problema, claro hay su cansancio normal,
 
pues vi que los movimientos requieren de una técnica súper estricta de ejercicios específicos para no lastimarnos ni manos ni espalda, y es una manera muy particular de ejercitar el cuerpo del masajista, que fuerza estoy adquiriendo en los músculos de las piernas, también he entendido y aprendido que el cuerpo humano no importa la talla, color, aspecto o textura es bello, es una maquina extraordinaria digna de admiración, Guillermo, quien nos da las clases prácticas es exigente pero nos corrige cada pequeño detalle,
 
tanto para que el cliente reciba lo mejor y se alivie como para que nosotros no nos lesionemos. Los pasos de este masaje son muy esquemáticos y al principio parecen complejos pero una vez que los tienes en tu mente y en tus manos, hacen una  ”sinfonía con el cuerpo”…. (Esto dicho por una compañera de mi grupo). Yo disfruto mucho dando este masaje, pero claro realmente lo disfruto más cuando me lo dan.

El masaje profundo

Nos sirve para abrir zonas con tensión muscular, inflamadas y adoloridas, pero una de sus características más importantes es que nos hace explorar nuestras mentes, con lo cual afloran sentimientos, emociones, pensamientos, iras reprimidas etc. algunas veces después de un masaje podemos llorar por largo rato sin motivo aparente liberando así muchos sentimientos retenidos en nuestro interior,
 
de esta manera se logra eliminar toxinas y una vez pasado el efecto, la tensión disminuye junto con el dolor y la persona experimenta una placentera sensación de bienestar y vitalidad, ya que el sistema inmunológico, la circulación sanguínea y la linfática fluyen de mejor manera.
 
Hace unas semanas ya dominaba los movimientos del Masaje Clásico Sueco, y me dije …”que fácil ya lo sé todo”… y llega Guillermo con movimientos nuevos a clase, y nos suelta una frase …”bueno ahora estos son los paso que agregarán al Masaje Sueco clásico”… pensé !Qué¡
 
¿Pero si ya este tarda una hora, cuánto más voy a tardar? claro una hora ya ni se siente, ni para quien lo recibe y para quien lo da, y efectivamente se agregaron 20 minutos más al masaje tradicional. Yo pensé que sería muy pesado, pero en realidad este masaje a mi me encanta darlo, claro obviamente recibirlo también, los movimientos son tan finos y burdos a la vez que al hacerlos te cansas pero al siguiente cambio de movimiento ya estás con una energía increíble, al menos en caso puedo percibir más el estado de ánimo del cliente que en el clásico.
 
La primera vez que me dieron este masaje, al llegar a casa sin más ni más lloré a moco tendido (claro acababa de pasar por algunas cuestiones personales fuertes y había reprimido varias emociones). El último que recibí eran las 12 de la noche y yo estaba con una paz y una energía a la vez que me encanto. Realmente me realiza mucho dar un masaje de estos.
  
Cuando me dijeron,  …” tienes un día a la semana de práctica en la escuela”…, no pensé que en cada clase recibiría un masaje, creo que es lo mejor de cada clase práctica, pero también he aprendido que en cada masaje que doy puedo recibir mucho de la persona que está obteniendo el masaje, es un dar recibir, debo decir que una vez que uno hace del masaje parte de sí mismo es una experiencia única, y es muy particular con cada persona que se trabaja, por ejemplo;
 
yo he descubierto que hay dos personas que son regulares y cada semana toman un masaje conmigo una de estas personas tiene un efecto en mi de paz, siempre termino con mucha serenidad y paz en mi interior, y la otra me llena de energía y vitalidad. Es una de muchas cosas que puedo decir al respecto de ser masajista.
 
Hoy estoy realmente convencida del beneficio de un masaje terapéutico de calidad, sus efectos en las personas, el bienestar que le causas a otra persona con tus manos no tiene  comparación, es una satisfacción muy grande, y si le sumamos que se te va a pagar bien por ayudar a otra persona, me parece que es una buena opción de buen trabajo remunerado en todos sentidos.
 
Estoy muy satisfecha de ser estudiante de la ESCUELA DE MASAJE SUECO tanto por la calidad como personas de sus maestros como de su enseñanza y ayuda para que todo lo que hagas y estudies sea de la mejor calidad.
Muchas gracias por todo a María y Guillermo.

Written by

Somos una profesional escuela de masaje, especializada en la técnica de masaje sueco y tejido profundo, formando terapeutas de masaje y de spa.

No Comments Yet.

Leave a Reply

Message